Infórmate del residuo, qué hacer con él y dónde depositarlo

Teja

Información

Es un residuo catalogado como residuo procedente de obras menores.

Importante

Los residuos de obras generados por alguna actividad empresarial se tienen que gestionar según la normativa aplicable al residuo.

No deposite estos residuos en el contenedor de resto. Existen puntos de recogida para estos residuos que están especificados en la aplicación.

Cuidado que hay restos de obra o materiales que pueden contener amianto que, por su peligrosidad, requiere una gestión diferente.

Peligros e impactos

Si estos residuos no se gestionan adecuadamente se puede favorecer la creación de vertederos incontrolados que conllevan a una serie de riesgos para la salud de las personas, de la flora y de la fauna autóctona:
- Al no existir control alguno sobre lo depositado puede acabar cualquier desecho en estos vertederos, los cuales pueden generar sustancias tóxicas y contaminantes que van a parar a diferentes lugares. Por un lado, estas sustancias pueden filtrarse en el terreno contaminando el suelo (lo que hace que no sea apto para casi ningún uso) y los acuíferos, puesto que no hay ningún material aislante intermedio que lo impida.
- Riesgo de incendios o problemas de salud de las personas o animales, ocasionados por la falta de control de la zona y la contaminación de los suelos, ríos y acuíferos.
- Se destruyen zonas de vegetación, afectando a los animales del entorno afectado.

Beneficios con una buena gestión

La recogida selectiva de los residuos de obras menores evita vertidos incontrolados en el campo y que posibles sustancias peligrosas puedan contaminar el medio ambiente.

Mediante la recuperación de estos residuos se consigue:
- Materia prima, como arenas y áridos, útiles para nuevas construcciones.
- Metales, maderas o plásticos reciclados.
- Materia prima para las cementeras, como las cenizas.
- Reutilización de objetos, como lavabos, bidés, etc.